Noche de Reyes, magia infantil irrepetible

NO HAY NOCHE MÁS MÁS MÁGICA EN EL MUNDO
Acabo de llegar de hacer unas compras de última hora, de hecho de intentarlo, ya que, en el Corte Inglés ( armería-pesca-montaña Portal del Ángel) me han intentado vender una » moto».
He sentido una gran pena (además no tengo buen día) al ver que, en una fecha como la de hoy apenas había niños y niñas por las calles
Esta tarde y noche siempre los veías por las calles, nerviosos y felices a la espera de ver a los Reyes Magos , con sus camellos ( de ésos he visto varios en el Raval, Plaça del Ängels, pero de la especie «escoria drogata H.D.L.G.P» nacional y de » importanción».) y deseando que se hiciera de noche para que, en pocas horas sus deseos se vieran cumplidos.
He sido niño cómo todos y, durante mis primeros cinco años la Noche de Reyes fue mi obsesión y la Magia en estado puro. La puta Parca apareció y, prematuramente acabó con élla. Demasiado pronto para un niño de apenas seis años.
Décadas más tarde y cómo padre, sentí la misma ilusión al ver los nervios de mi hija Elisabet cada » Nit de Reis» (Noche de Reyes). Eran tiempos de vacas gordas y, los Reyes siempre eran muy generosos.
Con el tiempo llegarían los editores morosos, los esquiroles que escriben sin cobrar, el » chape» de cabeceras–revistas– de todo tipo y demás miserias profesionales y, l@s idiotas que sólo viven de su apellido y que gustan que le sean lamidos sus traseros ( la asignatura de » lameculos» siempre la he suspendido).
Las vacas adelgazaron, pero mi hija ya era mayor y era otra cosa.
Cuando esta noche me meta en la cama me gustaría soñar, quizá haya suerte y lo consiga, en esas noches mágicas en la que, los Reyes subían por los balcones y llenaban mi casa de soldaditos de plástico y tanques y pistolas y rifles (en esos tiempos eran todos de juguete) .Ya de niño era cómo he sido siempre y, ni me escondo ni me arrepiento. Pasaron los años y, décadas más tarde le traían muñecas Barbis y Disneys a mi hija y yo volví a sentir la magia de esa noche
Hoy sí que es realmente una noche mágica, muy por encima de San Juan, equinocios, solsticios, Halloween, Walpurgis , Silvestres,y otras festividades de las que tanto he escrito o hablado en reportajes, programas y libros
Ojalá cada niño y niña tenga al menos un juguete de estos Reyes que sí son magos.
No hay NADA más mágico que la sonrisa y alegría de un niño o niña ante un juguete. Ya pasarán los años y tendremos motivos y tiempo para cambiar y volvernos más bordes o, según algunos hipócritas, más » fraternales ( quiénes más presumen de ello son los peores) y » espirituales
Os deseo lo mejor con todo mi corazón ya que, cómo ateo no tengo alma

 

Miguel G. Aracil ( VERDE)

 

www.miguelaracil.com

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa

ME LLORA EL CORAZÓN.

ME LLORA EL CORAZÓN ( YA QUE ALMA NO TENGO)
Cuando era muy pequeño me daba pena casi todo, y más si veía un animal abandonado o herido.
He crecido, el corazón se me ha hecho demasiado duro para mi gusto, ya que, los años y las malas experiencias no perdonan.
No me rompe el corazón » casi» nada que tenga que ver con los de mi especie. Pero, cuando veo, y más en estas fechas. a una persona de los llamados » vagabundos» en la calle, sola, o, en ocasiones con su noble perro al lado ( no tendrá mejor amigo en el mundo) se me hace una bola en la garganta.
Esta tarde he bajado caminando toda la calle Urgell hasta el Mercat de Sant Antoni. Unas catorce calles.
He visto un buen número de pedigüeños, la mayoría pertenecientes a dos mafias del sector que ya son conocidas de sobras por la policía.
La balcánica, que trae y explota gente disminuida, tullida o demás desde su tierra para «dar pena» y sacar pasta. Y, los últimamente muy abudantes jóvenes ( hombres y mujeres subsahairianos) todos con el mismo cartelito ( se ve que son de la misma autoría y » sintaxis») y que, curiosamente están bastante bien alimentados por lo que su soma deja ver.
Sobre estos dos grupos no haré comentarios. Los que me conocen ya se los pueden imaginar.
Pero he visto dos hombres y una mujer, cada uno por su lado y en distintos lugares (altura del Mercat del Ninot y Gran Vía), sentados en sucias mantas, dos de éllos con un perro a su lado y, no he podido más que pensar: » Qué pasado y qué futuro tienen estas personas?.
Yo me quejo ( o no) de pasar las fiestas sólo con mi mujer
y, algún día o noche con mi hija y mis peludos ( Vlad y Puma). Y, sin que nos falte, dentro de nuestras posibilidades, nada material. Y esa gente no tienen NADA, si exceptuamos a sus maravillosos peludos
No diré que he llorado, pues no lo he hecho ( no soy un niño por desgracia ya hace muchas décadas), tampoco si les he dado algunas monedas o no, pues eso es cosa mía, pero, el nudo que se me ha hecho en la garganta demuestra que, aunque en ocasiones me guste » fardar» de borde, cosas cómo estas, de gente que NADA tienen en el mundo, salvo, con suerte a sus maravillosos perros, y más en estas fechas , supuestamente » familiares» ( aunque muchos se las pasaban antes desenado públicamente que pasaran rápidos para no aguantar a la parentela) me parte el corazón.
Me hago viejo, una » madraza» o, quizá en el fondo sigo siendo, para bien y para mal, un ser humano, aunque no me guste mi especie, con mis defectos (muchos) y mis virtudes (algunas)
Nos vamos a la ducha y a preparar el aperitivo para cuando llegue mi mujer de comprar
Feliz año que, me huele será muy duro
www.miguelaracil.com

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa