Aquel programa de antaño: La Clave y la TVbasura actual

El pasado fue mejor…al menos en la TV y siempre bajo mi punto de vista : La Clave

Estaba comiendo con mi esposa pues mis gato Vlad andaba asustado por los truenos y  su hermano Puma sobando cómo ” bon vivant” que es, cuándo he visto una vez más que, en casi todos los ¿ informativos? que veo, que son todos menos la MIERDA ( para mi gusto) doctrinal deTV3, asomaban, cómo si de noticias de interés público y general se tratara, avances de programas propios de lo que para mi es TV basura o, cómo máximo, realytis musicales de mucho presupuesto pero poca calidad..

Periodísticamente esos avances con autobombo y panegírico comercial NO SON NOTICIAS. Son simplemente PUBLICIDAD, pseudopublireportajes de los propios canales y cadenas.

Hemos llegado a un mercantilismo que haría vomitar al más materialista mercader de los antiguos fenicios.

Un simple trueno mientras engullía el canalón número seis me ha hecho revivir por unos instantes un programa del que me confesé siempre adicto. Y más en una España todavía ñoña ( ahora quizá seamos algo peor en muchos casos): LA CLAVE.

Conducido y españolizado, pues era un programa de ” raíces” galas, por el excelente periodista asturiano José Luis Balbín (1940) trajo a los expectadores el debate social, cultural, científico y hasta político, lo que le costó el cierre debido a la mala química existente entre el periodista y el PSOE ( para desinformados buscar información antes de rectificarme) a un nivel más que aceptable. En ocasiones sublime.

Recuerdo una primavera que, en la marinera población de Torredembarra ( Costa Dorada) y en un lugar concreto al que no había regresado desde septiembre del 1987, de hecho lo hice de nuevo ayer mismo casi por casualidad (no debería haberlo hecho o quizá fue una catarsis necesaria ), estaba preparando la bibotella de aire ( Nemrod), los reguladores ( Cressy) el profundímetro, chaleco y demás material de inmersión para salir al día siguiente muy temprano a bucear en nuestra Zódiac ” Scout”, cuando un exíntimo amigo mío y expadrino de mi hija, con el que siempre buceábamos juntos, desde chavales, me llamó desde nuestra tienda chalet ( cámping) para decirme que empezaba el programa de su pariente ( era primo de su madre) y que entre los que debatían estaba ” ese conocido tuyo del que me hablas en ocasiones”. Se trataba de Andreas Fáber Kaíser.

Entré corriendo y, sin darme cuenta se me cayeron las tóricas que llevábamos de repuesto para los ajustes de la grifería en las bibotellas,( 12 litros) que acostumbraban a saltar con facilidad al ajustar reguladores y manómetros.

Me quedé mirando, lógicamente, todo el programa y la película que siempre se emitía de acompañamiento y basada ( má so menos) en el tema del debate.

Al terminar le dije a mi ex íntimo amigo ( traduzco al castellano) “Jaume, mientras haya programas cómo La Clave España podrá salir adelante”.

Se terminó La Clave, se terminaron los debates sociales y culturales de profundidad y con RESPETO entre los tertulianos Y .hemos llegado a la TELEBASURA con ” Maríaputilla”, Trepaceite” ,”Chuloputón” “Carnedetalego” o ” Máscuernosqueunsacodecaracoles”.

Pero, dejando de lado el público ( por desgracia mayoritario) que sigue la Tvbasura, me pregunto si, en caso de volver de nuevo un gran programa cómo La Clave, su índice de audiencia sería superior a un debate en plena madrugada de agosto sobre la reproducción asistida del lemur en el mes de abril en un año bisiesto.

Todo cambia, para bien o para mal.

Yo soy pesimista y creo que mucho cambia para peor, principalmente la TV.

Quizá sea que yo era un fan de La Clave y detesto la TVbasura, o quizá que me hago pureta.

Feliz tarde con truenos y lluvia

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa

Pero de qué cojones me quejo yo…

¡¡Pero de qué cojones me quejo yo!!

Hace un rato he bajado a felicitar las fiestas a la propietaria de la farmacia a la que habitualmente acudimos en mi casa. Una mujer francesa con la que me llevo muy bien y hay buena química. Muy aficionado a los temas del misterio y forofa del Camino de Santiago

Al salir y esperar paso en el semáforo que hay entre las calle Casanovas y Sepúlveda he visto una escena que ha hecho que me doliera el corazón y la consciencia.

Una mujer que sin duda era más joven de lo que aparentaba, le decía a un niño, supongo que su hijo, de unos nueve años en una silla de ruedas y con claros rasgos de sufrir una parálisis cerebral grave: ( traduzco del catalán): “Tete, por aquí mismo en pocos días pasarán los Reyes Magos y los veremos”

La pequeña carita con la cabeza torcida del niño ha hecho una expresión casi de alegría.

He sentido uno nudo en la garganta y sólo he podido pensar dos cosas

La primera: :”Pero de qué cojones me quejo yo por tener que pasar en pocos días por quirófano cuando casi seguro  que todo saldrá bien ( al menos eso espero) y sólo quedará un susto y una relativamente larga recuperación. NO TENGO DERECHO A QUEJARME. ¡¡¡NO LO TENGO!!!

La segunda y con todo el respeto ha sido más cruda: ” ¿Cómo puede haber gente que todavía crea en un Dios Todopoderoso y Todo Bondad que ama a sus ” hij@s”?

Reconozco que no estoy animado.

Ni las circunstancias de este año ni las fiestas en sí hace que me sienta como para organizar fiestas. Pero siempre hay gente que te da una lección de SUPERACIÓN personal. Y esa señora que aparentaba unos 40 años pero posiblemente tenía varios menos me la ha dado.

Feliz Navidad. Bon Nadal ( 24 de Diciembre del 2018)

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa