Cumpliendo 66 años, entre lunáticos, interesados y gente sana

Estos dos últimos meses han sido » horrípilis» para mi

Temas familiares graves  e inesperados  que no vienen al caso comentar. Casi coincidiendo que mi mujer y mi hija estaban en manos de cirujanos ambas. La última por suerte para ella en una clínica privada y todo perfecto, La primera y por desgracia ( lo sé yo por experiencia propia) en manos de una desaprensiva del Hospital Sagrat Cor de BCN que, tan siquiera se dignó diez días más tarde, a sacarle las 25 grapas que llevaba y le dejó el trabajo a una mujer que por allí corría y…todavía hoy, casi un mes más tarde, tiene que acudir diariamente a la enfermería a que le vigilen los estragos de unas grapas ¿ mal sacadas? y le cambien los vendajes y el drenaje.

Para rematar el tema, mi pasión desde hace 14 años, mi gato siamés Vlad ( Tepes) cogió lo que todos creyeron que era, tras las diversas analíticas, una grave leucemia gatuna que me obligó a llevarlo cada tarde-noche al veterinario para que lo pincharan y medicaran. Hubo suerte y se ha salido airoso y más dulce que nunca.

Todo ello cuando los dos seis, , 66 años, se me echaban encima.

He tenido durante estas semanas el sustento y el cariño de unos pocos amigos ( menos de los que pensaba, ya que, alguno es un verdadero «neura», como ya me avisaron hace tiempo algunos que lo conocían bien).

Desde personas que visten uniforme diario por cuatro perras, profesores de universidades, hasta el director de la principal agencia española de prensa no gubernamental han estado a mi lado en estos muy duros momentos.

También han aparecido algunos infames que, se ponían en contacto conmigo para pedirme algún favor ( prensa, radio y TV), pues lo otro nada les importaba. Ésos van directamente y de por vida a la lista negra de mi Moleskine. De alguno en concreto no me lo esperaba.

Hoy, domingo 9 de mayo, parece que la luz se ve muy cerca. Sólo queda que este fin de mes me digan cuándo me operan a  mí ( debería ya estar operado), por desgracia en el mismo hospital que a mi mujer. El Sagrat Cor. Ya que, no me han dado opción de cambiar de hospital, tan siquiera de médico ( en algo más de dos años desde la última intervención he conocido SEIS médicos distintos), pues, según esa gente, sólo tienen un ESPECIALISTA en mi tipo de intervención.

Este tipo de periodos  «negros» sirven para saber a quién debes respeto y amistad y quién sólo te quiere para pedirte favores, pasar el rato entre birras frías y, a quién puedes llamar » amigo» o » amistad» y a quién » amigote», «conocido» o » farrero» ( de farra)

Hace años me hubiera dolido. Ahora, cuando a tu edad sólo te falta un 6 para parecer el Anticristo, te sucede lo que al gran político madrileño señor Leguina que, al saber que el impresentable ( para mi) Pedro Sánchez y su corte lo habían dado de baja del PSOE dijo » Me la sudan»

Pues éso, gracias a los que han estado a mi lado, cada uno a su manera, estas semanas, principalmente los primeros días, en que estaba más solo que la una en mi casa , con mil frentes abiertos. Y, a los que me han fallado, tampoco pasa nada. Me la sudan, y, como uno se ducha cada día, ni el sudor corporal queda. Pero recordar que soy famoso, ya no por mi mal carácter, que tampoco es para tanto, sino por mi carácter patológicamente rencoroso.

No dejaré de mencionar a quienes SIEMPRE han estado a mi lado, mis » peludos» Vlad, que me creía que lo perdía por su pérdida total de leucocitois y demás defensas,, y Puma, su hermano.

Como siempre digo en privado o en público,o ante un micrófono en diversas ocasiones, sólo los » peludos» de cuatro patas JAMÁS te fallan, o, al menos a mi NUNCA me han fallado.

 

Con los » peludos» y unos pocos amigos y varias amistades, salgo para adelante y, nada pido ni rindo castillo

 

Feliz domingo

 

Miguel

Consejos para llevarse bien y no acabar a hostias. Hablo en primera persona

Sin duda mi carácter no es el mejor para hacer » amigos» de conveniencia o de » obligación».

Conste que siempre digo que, quien asegura tener MUCHOS amigos simplemente MIENTE o, no sabe distinguir entre amigos, amistades, compañeros, interesados y lameculos.

De estos cinco tipos de relaciones sociales he tenido muchos, si exceptuamos de «amigos» que han sido muchos menos.

Si a eso le añado mi visceral sinceridad y mi tendencia a la incontineneica verbal ( en una ocasión y antes de estar » bloqueado e interdit»  en Catalunya Radio dije públicamente que Marta Ferrusola me caía mal…y estaba en la Plaça Sant Jaume el M.H.P Jordi Pujol) pues miel sobre azucar o vinagre sobre mostaza..

Pero hace unos35 años que tengo un pequeño secreto que me explicó el que durante varias décadas fue mi abogado ( y exlocutor de radio y TV)

Por aquellos tiempos, felices para mí ( nada qué ver con lo que ahora  es mi vida) estábamos grabando una serie de Tv basada en mis primeros libros.

Uno de los directores era un abogado ( desde entonces sería el mío) que tenía un apartamento en la carísima calle Tuset, y su casa y despacho en otra calle » pija».

Me presentó a su » compañero» de piso. Un precioso perro pastor alemán, no recuerdo su nombre. Lo vi, lo acaricié y, le dije una frase muy mía: » Yo quiero más a los animales que a las personas«,y nos caimos bien.

Hicimos buena amistad.

Venía de vez en cuando a cenar a mi casa con mi difunta madre, mi mujer y mi hija ( muy pequeña) y mis gatos,  y me llevaba los casos legales que yo por entonces, cuando me relacionaba con los de mi especie ( ahora soy apóstata del género humano) tenía. Incluídas varias amenazas de muerte (pero no de las de moda actualmente, con ataques de histeria y propaganda barriobajera) con una secta diabólica, a cuyo cabecillla llevamos a tribunales y sería condenado a 21 meses de cárcel (que no cumplió) y a pagarme tres mil eruos ( pasarlo a pesetas) por amenazas.

Una mañana mi abogado ( por entonces presentador de dos programas de radio en dos emisoras distintas) y yo quedamos con el líder radiofónico de los andaluces en Cataluña, Justo Molinero, y su equipo para una reunión y posterior comida en Mataró (Molinero no asistió)

Íbamos en el automóvil cuando , casi por casualidad, creo que debido a una entrevista que emitían en la radio del coche, salto eso tan cainita que es la política. Jamás habíamos hablado del tema entre ambos

Yo sabía que él era un peso específico, con carnet en el bolsillo , voz y mucho voto, en el partido socialista. Yo andaba como siempre por el » bando contrario» y «popular» . De allí saltóel tema al fútbol.

Reconoció ser un fan merengón irreductible. Yo, por entonces y al igual que desde que nací hasta hace tres años, era culé de » estirpe» ( mi abuelo, el » meu avi», era socio del Barça y ya me llevaba en ocasiones siendo pequeño). Ahora paso olímpicamente. ME LA SUDA cualquier equipo de vividores de darle patadas al balón y ganar millones por éllo. Salvo la Selección, la » Roja», que sí es MI equipo.

Para rematar el tema, resultó que, él, siendo de izquierdas era muy católico ( eran una familia » bien» de mucha pasta y enjundia dentro del mundo de la abogaciía desde hacía décadas) y practicante. Yo ateo convencido.

Teníamos todos los ingredientes para cabrearnos.

Pero JJ que me llevaba casi 20 años y sabía mucho de la vida y mucho juicio mamado me dijo, literalmente: » Miguel, yo católico, de izquierdas y del Madrid. Tú de derechas, ateo y » culé». Llegaremos a un acuerdo: No hablaremos NUNCA de política, fútbol o religión. Podemos hablar de animales, que nos fascinan, o de enigmas y misterios. Así seguro que no chocamos»

Me enteré hace apenas seis meses de su muerte y, la verdad, en mucho más de 30 años de amistad, jamás nos llegamos a discutir

JJ sabía que, es mejor hablar de lo que nos une que de lo que nos separa.

In memóriam Juanjo.

 

www.miguelaracil.com