EL SUPREMACISMO, y LA MADRE QUE LO PARIÓ

 

¿Fernández, Gómez, López, Echevarría, Carrillo, Urresti, Silva, Giménez VERSUS Puigderejols, Permanyer, Bonmatí, Solé, Doménech, Pujol, Meseguer?

El supremacismo, el ASQUEROSO SUPREMACISMO HA LLEGADO, PERO NO ERA NUEVO EN MI TIERRA.

Hace más de tres décadas lo conocí de la mano o mejor de la pluma y la bocaza de mi por entonces jefe, el periodista Josep María Armengou i Marsáns, fundador y director de la pionera revista Karma 7 de la que yo por entonces era coordinador de redacción

Armengou, ” catalá químicament pur” cómo a él le gustaba definirse y sin esconderse, pues en diversas editoriales escritas por él en dicha revistas y en otras más politiqueras cómo ” Catalunya comtal” o ” Diplomatari”, jamás se escondió de sus ideas: Si no tenías cómo mínimo UN apellido catalán ( mejor ambos) no eras realmente catalán. Y, si tenías dos podías incluso ser de la ” etnia pirinenca” ( pirenaica)

Incluso desde alguna de sus apadrinadas ” sociedades medievales pseudohistóricas” ( con capas blancas y espadas, que se pueden ver en algunos números de Karma 7) él y un médico especialista de la misma cuerda “alquilaban” apellidos catalanes, concretamente alguno de los ” Barones de la fama” ( supuestos reconquistadores de Cataluña ¿? al llegar los moros en el siglo VIII a tierras ¿ catalanas?). Lógicamente se había de pagar, que ” la pela es la pela”

Un día llegamos a las manos él y yo en la redacción, por defender yo al valenciano ( arrepentido estuve años más tarde) escritor Juan García Atienza por ese motivo

Además yo, que mi primer apellido “Gómez” es castellano y el segundo ( y para mí principal) Aracil es navarro, aunque ya había ” Aracil” en el siglo XV en Girona, y pese a ser en mi familia catalanes de generaciones y siempre hablar en catalán en mi casa, no era un ” verdadero catalán”

La cosa acabó mal ( físicamente Armengou salió pateado y de lo lindo) y, por suerte dejé dicha revista para siempre pasando a ocupar el puesto de director en otra de igual temática y, aunque de menor caché, con varios miles de ejemplares vendidos mensualmente más que una Karma 7 que ya hacía aguas por todos sus poros.

El editor de dicha revista, hombre inteligente, que también estaba cansado del tema, y pese a ser muy catalanista, por no decir claramente nacionalista, aunque su segundo apellido era López, acabó por echar al ” catalá químicament pur” a la puta calle.

Yo creía, o esperaba que ese supremacisno repelente no llegaría de nuevo a esta tierra. Lo dejaba para otras comunidades autónomas más dadas a la ” raza” y los apellidos “puros” ( hasta en el fútbol)

Ahora ha regresado a tierras catalanas cuando la relación y la convivencia está tremendamente crispada y, ojalá me equivoque, pero la cosa acabará mal, muy mal o peor.

Las burlas a gente de apellidos o de origen distinto al catalán empieza a ser algo habitual entre cierta gentuza.

Los andaluces, por aquellos de los tópicos, son una de las víctimas preferidas de ciertos supremacistas.

Muchos callan. Otros tienen un par de cojones, cómo es le caso deLorenzo Fernández Bueno y delante de cientos de personas ponen en evidencia a alguno de estos individuos.

Cuando pienso en ciertos catalanes que deberían sentirse ofendidos debido a este supremacismo cada vez más claro y, por el contrario aplauden siento pena y asco por éll@s

Pero hay otro grupo que no me da pena, sólo asco.

Son los que, viviendo fuera de Cataluña y no siendo catalanes, y sabiendo , al menos deberían saberlo, lo que está sucediendo en tierras catalanas, se dejan llevar por su purulenta hispanofobia política, algunos de ellos andaluces sin ir más lejos, y, todavía les ríen las gracias, por aquello que, en sus mentes cerriles todo lo que sea defender lo español sea de derechas, izquierdas o de ningún color, es fascista y franquista

Estos últimos, pobres diablos que, en algún caso son simples esquiroles mimetizados, me dan, lo he dicho antes, no pena, si no asco.

Si estuvieran en Cataluña se verían, en algunas zonas, casi víctimas de chistes y comentarios aberrantes, que, ciertos fanáticos dejan escritor en redes o periódicos de su ” cuerda”

Pero no, lo principal es creerse que, defendiendo lo indefendible, cómo es el caso de un pacto entre la extrema izquierda antisistema catalana ( de trasfondo burgués) cómo es la CUP con algún extremista de la derecha supremacista catalana más radical, son más pogres ¿?.

Chicos y chicas, os equivocaís.

Sois simplemente títeres de gentuza que se ríe de vuestra tierra, vuestro origen, vuestra cultura , que dicen bien claro que sois “inferiores” aunque en ocasiones utilicen otras palabras.

Pensándolo bien me retracto y, añado que, además de ASCO, me dais también PENA, pues sois poca cosa. Simples marionetas de gente que os desprecia.

 

Mamá!!Quiero ser escritor@!! (cueste lo que cueste)

Ayer por la noche me senté en el Spa del Vampiro Cabreado y, mientras observaba las nubes y las pocas estrellas, con una cerveza “Estrella” ( para dar por saco a cierta gente) en la mano, repasé este triste Sant Jordi 2018 y esa curiosa ” profesión” de escritor.

Cuando tienes mi edad y llevas publicado sesenta libros ( ninguno de ellos best seller, claro), casi tantos como años cumples, no puedes más que echar la mirada o mejor, la memoria,  hacia el pasado, mucho mejor que el presente. Y, del futuro ni te cuento, pues se me suban las glándulas testiculares a la garganta.

Recuerdo que hará unos 28 años me pidieron en el Ayuntament de Taradell ( Osona-Barcelona) que organizara y presidiera el Primer Congreso del Misterio de dicha localidad.

Tras llegar a un acuerdo económico, pues soy de aquellos carcas que se niega a dar ponencias  y conferencias gratuitamente a menos que sea en alguna labor a favor de los animales o la Naturaleza, me puse en contacto con los ponentes que , por lo general, llevaba en todos los congresos que presidía, que en aquellos tiempos eran bastantes.

Recuerdo un buen número (por ser colaboradores habituales de las revistas que yo dirigía por entonces) de aquellos nombres: Josep Guijarro, mi amigo Lluis Utset, Estrella Cardona, “profesor” ¿?¿? Orts, Joan Bosch (editor mío y empresario millonario de distintos ramos empresariales junto a su socio, diputado de Alianza Popular, actualmente Partido Popular, de Cataluña), el “profesor” ¿? Kheto Rigol ( Enric Rigol) y otros nombres que prefiero no recordar.

Cuando me dieron sus titulares de ponencias y sus curricúlum vitae ( C.V), todos, excepto Josep Guijarro, periodista, y yo, que por aquellos tiempos ya llevaba publicados una decena de libros, pusieron en sus paupérrimos C.V. cómo profesión: ESCRITOR@.

Curiosamente sólo mi amigo Lluis Utset, uno de los pioneros olvidados del mundillo tenía publicados varios libros, principalmente en A.T.E y otras editoriales de aquellos tiempos, en alguna con pseudónimo.

Los demás no tenían NADA publicado a nivel editorial.

Hasta ese mismo congreso jamás me planteé  poner en mi tarjeta profesional la palabra ” escritor”. Desde entonces me saqué el complejo y, ya casi con orgullo empecé a ponerla en dichas tarjetitas muy monas ellas.

De todo aquel staff de ponentes sólo saldríamos adelante, con  relativo éxito, Guijarro y yo. Los demás, y con suerte, vieron, y sólo en algún caso, editados su libro ( singular) años más tarde y sin cobrar un céntimo, cuándo no pagando de sus bolsillos.

Hay profesiones que se ocultan, como por ejemplo los ” contratistas” ( mercenarios) que incluso cuando ponen ciertos anuncios de ” compra -venta” de ” servicios” los ponen encriptados ( aunque hay publicaciones especiales en inglés que son mucho más claras… y está además ” BlackWáter” , pero eso es otro tema ). Pero ser “escrito@” es algo que parece que “farda” tanto que, muchos caen en ciertas dinámicas autodestructivas, al menos para sus economías.

Este reciente Sant Jordi he podido hablar  con casi una decena de personas que intentan ser escritor@s a base de tirar de talón o transferencia, quizá por pasión literaria, que no lo dudo; tal vez por ego, que tampoco, o por inocencia, o por poner algo en sus C.V, o por tener la esperanza de llegar a ser algún día una especie de Javier Sierra ( buen amigo mio) lo cual ojalá  consigan, aunque, no es por desanimar,  lo veo muy difícil, y menos en España o lo que queda de ella.

Ayer, mientras mis azules ojos ( déjenme presumir de ellos, pese a mi edad, pues todavía lo son) miraban el firmamento, decidí cerrarlos y recordar aquellos tiempos buenos para mí en que, cada 8 o 9 meses aparecía un libro mio en distintas editoriales, con tiradas mínimas de tres mil ejemplares, cobrando los derechos de autor semestralmente y, pudiendo vivir más o menos bien de los libros, ayudado por el sueldo en mi caso de director de alguna revista especializada o las colaboraciones freelance en diversos medios.

Aquellos  ya terminó, que nadie lo dude.

Ya nadie que yo conozca cobra religiosamente cada semestre derechos de autor aunque publique en alguna gran y prepotente editorial.

Los best seller son muy pocos, pero, la gente que con ilusión intenta ser escritor@, normalmente a base de pagar sus trabajos ( ¡¡¡manda huevos que diría cierto político y militar al que no soporto) tienen un futuro profesional en el campo de las letras un tanto negro.

Ayer vi una entrevista en TV, no recuerdo el canal, aunque sin duda no eran TV3 o Canal 33 pues en mi casa tan siquiera las tenemos sintonizadas, ya que a mi la cabeza” ( la superior con nariz y orejas) no me la come nadie, en que un joven contaba que había decidido autoeditar su libro en Amazón ( buena idea, puedo asegurarlo) y, con cierto márketing muy peculiar, estaba vendiendo mil libros semanales.

Lógicamente no era español y publicaba en inglés, pues en nuestra España, o lo que queda de ella, eso sería un milagro. Pues es mejor gastarse la escasa o longa pasta en una terraza a base de birras y patatas bravas. Los libros poco aportan y sólo se compran en alguna ocasión especial, por ejemplo el 23 de abril, y seguidamente se dejan en una estantería, que mola mucho.

Miro el futuro del mundo editorial, con escritores que se pagan sus libros; publicidad que no es tal, gente que paga por dar conferencias y así promocionarse ( y en este caso hablo en concreto de mi ” mundillo”), editoriales en manos de algún@ inútil que, en el mejor de los casos sólo tiene ilustre apellido editorial, y veo cómo editores míos que hace años me pagaban religiosamente cada semestre, caso por ejemplo de Editorial Marré ( antigua CYMIS) o el casi en coma Grupo Editorial Protusa, que fue de los más generosos con los 7 o 8 libro que me publicó, ahora cobran a los autores que quieren ver su  ilusionado trabajo en el papel y con hojas numeradas.

 

Siento pena, siento nostalgia, siento…Menos mal que siempre nos queda el Yucón, un cuchillo al cinto y un pedernal y unos metros de paracod al cuello.

El futuro editorial en general y el español en concreto, está más negro que el sobaco de un mono . Y yo aconsejaría a las personas que quieran publicar libros para ser ” escritor@” que se lo pensaran mucho, leyeran bien los contratos, que los hay de buenos, pero también de draconianos y que, sin ser escritor ( y perder dinero) uno también puede vivir y, muy posiblemente mejor

Si es por pasión e ilusión ¡¡adelante!!pero vigilando. Si es para llenar un C.V má svacío que el expediente ginecológico de Mini Mouse, cuidadín, que hay otras maneras de hacerlo

Bueno, si puedo ofender a algún neoautor me sabe mal, pues palabra que no es mi intención. Si algún editor se siente ofendido, ya sabe que la vaselina es barata.

Reciban un cordial saludo de alguien que está a punto de cumplir tres años más que libros publicados tiene.

 

www.miguelaracil.com