Cuidado con las personas tóxicas. Consejo para esos casos

Hay veces que la maldad humana no deja de sorprenderme. O la estupidez o la mala leche, que no sé qué es peor. Bueno sí, la mala leche unida a no tener dos dedos de frente.

El mundo está lleno de personas tóxicas. ¿Y quiénes son las personas tóxicas? Pues existen varias clases, desde los menos dañinos a los más malévolos:

Personas tóxicas pasivas: en esta categoría incluyo a los victimistas, los que echan las culpas de todo su mal a los que tienen alrededor ( incluso alos políticos), y nunca son responsables de lo malo que les ocurre porque son los demás o las circunstancias los que provocan su malestar. Se sienten maltratados por la vida y abandonados por la suerte. Sus emociones están en manos de otros, por lo que nunca se implican ni responsabilizan para cambiarlas. Verbalizan en negativo, anticipan fracasos y se sienten unos desgraciados.
Personas tóxicas criticonas: viven de vivir la vida de otros, porque no les vale con la suya. Su vida es demasiado gris, aburrida o frustrante como para fijarse en ella. Así que destrozan todo lo que les rodea.

No esperes palabras de orgullo hacia los demás, ni una valoración positiva. Porque el que a los demás les vaya bien, les potencia su frustración como personas. Puedes distinguirlas porque siempre tienen una crítica destructiva para los otros, los conozcan o no. Y si en algún momento dicen algo del tipo «si es verdad, está más delgada», en seguida lo adornan con un «pero se le ha quedado una nariz que parece Pinocho».

Personas tóxicas con mala idea: de estas es mejor huir, no darles ni media oportunidad. Son malas.

Están resentidos con la vida porque no han sido capaces de gestionar la suya. Todo lo interpretan mal, a todo el mundo le ven una mala intención, simplifican y sacan conclusiones memas de cualquier titular o comentario. Viven en un constante ataque de ira, como si el mundo estuviera en deuda con ellos. No acostumbran a ser valientes..

Se escudan en el anonimato de las redes sociales ( FB principalmente) para menospreciar a los que son capaces de superarles, a los que se esfuerzan y luchan por sobrevivir, mal que bien. Porque cada uno sobrevive como puede, con la mejor intención. Pero a ellos les supera. No soportan que otros tengan éxito, esfuerzo y fuerza de voluntad, porque éstas actitudes de superación les ningunea todavía más.
Los psicópatas con toda la cuerda dada: para los que no lo sepan, no hace falta matar en serie para ser un psicópata. El psicópata es aquel que inflige dolor a los demás sin sentir la menor culpabilidad, sin pasarlo mal. De estos hay muchos, muchos psicópatas de guante blanco, no de cuchillo ensangrentado. Todos los que te humillan, te faltan el respeto a propósito, te dicen que no vales, te pegan, te amenazan y provocan que te sientas ridículo y un «mierda». Sal corriendo, el que te lo hace una vez, repite. Y si te acostumbras a que te maltraten, terminarás pensando que ese es el trato que te mereces.

Cualquiera de las categorías de personas tóxicas contamina a los que tienen alrededor y transmiten continuamente energía negativa. Es un auténtico rollo tener que escuchar a personas como estas, que en lugar de alegrarte la vida, sonreírte, hacerte su compañía fácil, provocan que uno tenga ganas de salir corriendo y evite cada encuentro con ellos.
Aquí te dejo tres consejos para tratarlos:

Cuando un amigo te tenga «amargado» porque sólo habla de sus problemas y sus penas se convierten en el «monotema», no te pregunta por cómo te va a ti ni a los tuyos, te llama para desahogarse y además no escucha tus consejos… PÁRALO. Dile que ya basta, que tiene que tomar riendas en el asunto, que quejarse está bien para desahogarse, pero que el paso siguiente es ACTUAR. Estas personas se acostumbran a llamar la atención con sus desgracias y tienen a todo el mundo en vilo, pero luego son incapaces de responsabilizarse y actuar, porque optan por el camino fácil: LLORAR.
Dile que estarás encantada de ayudarle siempre y cuando se movilice, pero que hasta que no tome cartas en el asunto no quieres oír ni una pena más. Y si se enfada, tiene dos problemas. Te aseguro que no le prestas ninguna ayuda si le refuerzas su conducta quejica. Seguirá siendo un parásito toda la vida.
No permitas que haga críticas de otras personas que no están presentes. Si lo hace con otros también lo hará contigo cuando no estés. No entres en su juego ni te identifiques con esa conducta tan fea que es criticar. Dile que no te gusta, que te parece mal hablar de los que no están, y que prefieres cambiar de tema. Si se enfada, es su problema. Es más importante ser ético y buen amigo, que evitar un conflicto con alguien tóxico. De todas formas, seguro que si no es este, encontrará otro motivo para enfadarse contigo. Es dificilísimo tenerlos contentos salvo que te sometas a todo lo que ellos quieren.

Cuando la persona tóxica se dedique solo a hablarte de problemas, hazle reflexionar y pídele que piense en soluciones. Se gasta la misma energía y materia gris, pero mientras que la primera te consume y resta, la segunda opción aporta y suma.
Y por último, no permitas que nadie te falte el respeto y mucho menos te maltrate psicológica ni físicamente. Tú eres una persona digna y solo por eso mereces que te traten como una persona. No se grita, ni se pega, ni se insulta, ni se menosprecia, ni se humilla, ni se compara con nadie. Hazte valer, porque si no lo haces tú, incluso los que están alrededor pensarán que ese es tu valor, o sea cero. Planta cara, busca ayuda, ponte en tu sitio, acude a los servicios sociales o al organismo competente, pero no te arrastres. Si lo consientes una vez terminarás por normalizar este trato que recibes. Y esto es válido en el ámbito familiar, laboral y entre los amigos.

Hagamos piña entre los que nos consideramos buenas personas y personas de bien. Busquemos algo que nos identifique, por ejemplo el amor a los animales. De hecho tengo conocidos, incluso algún colega, que, el único motivo de mantener cierta relación con éllos, es el amor por los animales, pues si por política fuera, deseaba verlos fusilados ( soy muy borde, gracias a Dios,aunque no exista) .
Estoy harto de este tipo de gente y por eso me los quito de encima o, en el caso que se crean amigos míos, cada vez los ignoro más.

 

Miguel G. Aracil

www.miguelaracil.com

 

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa

Resumen personal de un año que termina: 2019.

RESUMEN DE UN AÑO QUE NO QUEDARÁ EN MI MEMORIA CÓMO EL MEJOR

Cuando quedan  pocas horas para terminar el año siempre hago un repaso sobre él.

Desde que tenía 25 y me tuve, por razones poco agradables, que hacer cargo de una familia, siempre lo hago en el mismo lugar y totalmente solo.

Mañana por primera vez no sé si podré hacerlo, aunque espero que sí. Y siempre en el mismo enclave, al que muchos me habéis acompañados en mis rutas » misteriosas» por BCN y que es uno de los preferidos por mi admirado colega y paisano Carlos Zafont ( » La Sombra del viento» y sus » hermanas» )

Este año 2019 lo empecé muy atento al teléfono, esperando que me dieran hora para pasar por el quirófano. Gracias a un médico sudamericano ¡¡para que luego hablen algunos, YO EL PRIMERO!! de estos galenos que vienen de lejos.

Si hubiera sido por algunos de los médicos compatriotas que me vieron, seguiría en la lista de espera o algo peor…Por cierto, a las cuatro semanas de operarme, el del bisturí ( y el mate) salió a hostias en dicho hospital ( Sagrat Cor) para desgracia de dicho centro y de los pacientes del argentino.
¡TUVE SUERTE !. Gracias Óscar… ¡Las Malvinas para Argentina!

El trabajo… pues en la línea de test de Glasgow ( estados de coma y consciencia) que se vive en España a nivel periodóstico y editorial.

Revistas que cierran, ERE a punta palo, ESQUIROLES  que escriben sin cobrar. Miniegos que se ofrecen a dar conferencias ya no sin cobrar, incluso pagando ellos los gastos..y lo que sea. . . Autores que no cobran los derechos de autor y callan cómo puta joven en Viernes Santo…

Los libros, CASI de quién sean ( salvo algunas vacas sagradas), en general NO SE VENDEN ni en papel…ni en ebook.

Menos mal que uno es perro viejo y experto en » survival» y sabe buscarse la vida por los distintos senderos paralelos que se conocen cuando vas camino de los 65 años y llevas más de cuarenta en la profesión.

Además siempre quedan las productoras giris que buscan al mejor ( perdón por la modestia, pero no hay peor inmodestia que la falsa modestia) para buscar las » locas» ( localizaciones) para sus reportajes.Y tras consultar libros y C.V escogen al especialista que más les convence, no al que le ríe las gracias ¿? politizadas en FB .

Productores también los hay españoles, pero de esos que te dicen, « nos tomamos unas birras y nos reimos, tú cobraras una mierda y yo me forro».

Yo me río y birreo cuando quiero y con quién quiero. Y por trabajar cobro. Para esquiroles recomiendo viajar a Santa María del Curcó ( Osona-Barcelona, ver la Wiki para saber más sobre historia sindical)

Lo principal, MI FAMILIA de dos piernas o cuatro patas.
es tan escasa que apenas podría formar una escuadra. No llegamos al pelotón ni locos…

Gemma, mi esposa, Elisabet, mi hija, Vlad y Puma, hijos gatunos, Lucky ( un capullo… digno de la prevención) nieto gatuno, y Scobydoo, nieto perruno, simpático y cariñoso, y que hace un mes casi lo perdemos en un hospital veterinario. HUBO SUERTE,

Gracias Josep Oriol…aunque soy ateo. Scoby es muy joven y lo queremos mucho.

¿ Amigos? Palabra que yo utilizo poco. Los mismos que al pasado año, Ni uno más ni uno menos…Y alguno igual de neura que siempre, pero…cada uno es cómo es…Y son buena gente.

¿Amistades? Menos que el pasado 2018, pero quedan bastantes y sanas.

Colegas y compañeros, much@s, pero por suerte ya pasé la escoba y me saqué de encima fanáticos politizados ( principalmente supremacistas y podemitas), » amiguistas» y gente que nada positivo me aportaba. Y este 2020 la limpieza será más profunda.

Mi propósito para 2020 lo escribiré dónde siempre desde hace 39 años, si la médico que debemos visitar mañana con mi mujer es puntual,  nos da buenas noticias, y me puedo permitir el lujo de pasar unas horas sólo en mi enclave » finiquito anual» de siempre.

Tengo el pálpito que, gracias a dos médicos especialistas, un chileno y una argentina, mañana quedaremos un poco más tranquilos de algo que ya hace años machaca a mi escasa  familia y que demuestra que , la medicina es menos Ciencia de lo que algunos creen. Lo importante es el SABER e INTERÉS de algunos médicos, ante la indiferencia de otros. Y creo que mañana lo podremos comprobar. Ojalá…

Sobre la situación política, qué decir. tras el BOICOT total que en mi tierra se ha hecho a nuestra pequeña editorial que nos llevó incluso a tener que cambiar el teléfono fijo por un móvil debido a insultos y similares que recibíamos…Incluso pensé en chaparla…pero sería darles un as a esa escoria supremacista. Ni hablar, » ceballots».

Hoy, finalizando el año y por desgracia, he visto la ignominia que esperaba no ver jamás en mi país…Pero eso ya lo decidirá cada cual. Yo lo tengo claro y mi corazón, pues alma no tengo, indignado llora.

Sea cómo sea, que el Destino del 2020 sea mejor que este 2019 que ya agoniza.

mis mejores deseos a todos los que me aprecian y yo aprecio. Y a los » no amigos»…y si se me permite la vulgaridad,, que se los folle un puerco espín.

Yo jamás pongo la otra mejilla ni perdono. Eso de perdonar al enemigo y poner la otra jeta, según dicen, lo predicaba hace dos mil años un nazareno del que tan siquiera hay pruebas de que llegara a existir históricamente y en el que creí durante 25 años.

FELIZ AÑO en caso que mañana no nos leamos
Miguel Aracil

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa