No me llames intelectual que yo a ti no te he ofendido

Conozco gente que sufre o goza de espermatorrea cuando los definen como » intelectuales»

Quizá por mi trabajo se me podría considerar «algo así»

Escritor con casi tantos libros publicados como años tengo ( Barcelona 1955), periodista que ha tocado todos los palos y que ha sido desde director a simple colaborador » freelance». Presidente de distintos congresos y lector ávido que, incluso ante un fuego de campamento, cuchillo al cinto en un campo de » bushcraft»  se lleva algún libro ( de día ensayo, de noche novela) para leer

Pero si de algo siento repulsión es de esta etiqueta

Quien me conoce, QUE SON MUY POCOS  (si contamos los vivos) todos estarán de acuerdo en que, dicha » definición» me la tomo como una ofensa y no encaja en mi.

Mi manera de ser, mi carácter más bien rebotado, mi » incontinencia verbal» que hace que, en directo en la emisora oficial del » régimen» de mi tierra la suelte sobre la » Madre Superiora», estando cierto M.H,P en la Generalitat , lo que me vale quedar » non grato» de por vida en Catalunya Radio y sus «hermanas», Militarista orgulloso. Agresivo si se tercia por mi, los míos y mis ideas.

Animalista antes que humanista.

Mi manera de vestir ( a menos que vaya a ciertos lugares, que uno no es un » podemónger» desastroso)  entre castrense, teniente coronel Fawcett (el empleo de coronel se lo inventó él por ascenso » juanpalomero») y » bushcrafter. Siempre con un » filo» en el bolsillo. Repartiendo zascas ( y alguna shostias d emás joven..y reciiéndolas también) sin mirar a quién si creo que se lo merece. Cuando lo que se lleva es ir de «progre» y » buenista» decir públicamente siempre y ante todos que soy de derechas. Cuando los demás lloran por ciertas imágenes afirmar en públcio que, a mi sólo me hacen llorar lo que sufren los animales

Tengo todo en contra para que nadie me llame » intelectual»

Quizá por eso, cuando ya cumplo la edad del Anticristo, pero con un SEIS menos, me la suda  tanto quién me cosidera bueno, malo o regular ( para éllo los mejores en Ceuta y Melilla, patria de los » regulares») y que, en los escasos programas de radio, y menos de TV que soy invitado en los últimos años ( apenas acepto invitaciones), suelte lo que suelto y me quedo tan tranquilo. Sabiendo que, prefiero vivir lo poco que me queda con dignidad que, muchos años lamiendo culos y, estudiánndome al hablar ( típico de intelectual) , afirmando lo que no siento, o marchando contracorriente de mis verdaderas ideas

Quizá por eso cada vez me doy el gustado de estar más solo pero más limpio y digno y, ante todo ESCOGER mucho mis escasos amigos.

Por lo tanto, llámame borde, pero jamás intelectual, ya que, encima no pido (ni me darían) subvenciones pantocheras cómo se hace habitualmente en España a muchos ceporró inepto y lameculos, que gusta de llamarse » intelectual» y » comprometido»

Feliz semana que pronto empezará . Y hasta los mismísimos del verano que todavía no ha empezado.

 

 

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa