No me llames intelectual que yo a ti no te he ofendido

Conozco gente que sufre o goza de espermatorrea cuando los definen como » intelectuales»

Quizá por mi trabajo se me podría considerar «algo así»

Escritor con casi tantos libros publicados como años tengo ( Barcelona 1955), periodista que ha tocado todos los palos y que ha sido desde director a simple colaborador » freelance». Presidente de distintos congresos y lector ávido que, incluso ante un fuego de campamento, cuchillo al cinto en un campo de » bushcraft»  se lleva algún libro ( de día ensayo, de noche novela) para leer

Pero si de algo siento repulsión es de esta etiqueta

Quien me conoce, QUE SON MUY POCOS  (si contamos los vivos) todos estarán de acuerdo en que, dicha » definición» me la tomo como una ofensa y no encaja en mi.

Mi manera de ser, mi carácter más bien rebotado, mi » incontinencia verbal» que hace que, en directo en la emisora oficial del » régimen» de mi tierra la suelte sobre la » Madre Superiora», estando cierto M.H,P en la Generalitat , lo que me vale quedar » non grato» de por vida en Catalunya Radio y sus «hermanas», Militarista orgulloso. Agresivo si se tercia por mi, los míos y mis ideas.

Animalista antes que humanista.

Mi manera de vestir ( a menos que vaya a ciertos lugares, que uno no es un » podemónger» desastroso)  entre castrense, teniente coronel Fawcett (el empleo de coronel se lo inventó él por ascenso » juanpalomero») y » bushcrafter. Siempre con un » filo» en el bolsillo. Repartiendo zascas ( y alguna shostias d emás joven..y reciiéndolas también) sin mirar a quién si creo que se lo merece. Cuando lo que se lleva es ir de «progre» y » buenista» decir públicamente siempre y ante todos que soy de derechas. Cuando los demás lloran por ciertas imágenes afirmar en públcio que, a mi sólo me hacen llorar lo que sufren los animales

Tengo todo en contra para que nadie me llame » intelectual»

Quizá por eso, cuando ya cumplo la edad del Anticristo, pero con un SEIS menos, me la suda  tanto quién me cosidera bueno, malo o regular ( para éllo los mejores en Ceuta y Melilla, patria de los » regulares») y que, en los escasos programas de radio, y menos de TV que soy invitado en los últimos años ( apenas acepto invitaciones), suelte lo que suelto y me quedo tan tranquilo. Sabiendo que, prefiero vivir lo poco que me queda con dignidad que, muchos años lamiendo culos y, estudiánndome al hablar ( típico de intelectual) , afirmando lo que no siento, o marchando contracorriente de mis verdaderas ideas

Quizá por eso cada vez me doy el gustado de estar más solo pero más limpio y digno y, ante todo ESCOGER mucho mis escasos amigos.

Por lo tanto, llámame borde, pero jamás intelectual, ya que, encima no pido (ni me darían) subvenciones pantocheras cómo se hace habitualmente en España a muchos ceporró inepto y lameculos, que gusta de llamarse » intelectual» y » comprometido»

Feliz semana que pronto empezará . Y hasta los mismísimos del verano que todavía no ha empezado.

 

 

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa

Cumpliendo 66 años, entre lunáticos, interesados y gente sana

Estos dos últimos meses han sido » horrípilis» para mi

Temas familiares graves  e inesperados  que no vienen al caso comentar. Casi coincidiendo que mi mujer y mi hija estaban en manos de cirujanos ambas. La última por suerte para ella en una clínica privada y todo perfecto, La primera y por desgracia ( lo sé yo por experiencia propia) en manos de una desaprensiva del Hospital Sagrat Cor de BCN que, tan siquiera se dignó diez días más tarde, a sacarle las 25 grapas que llevaba y le dejó el trabajo a una mujer que por allí corría y…todavía hoy, casi un mes más tarde, tiene que acudir diariamente a la enfermería a que le vigilen los estragos de unas grapas ¿ mal sacadas? y le cambien los vendajes y el drenaje.

Para rematar el tema, mi pasión desde hace 14 años, mi gato siamés Vlad ( Tepes) cogió lo que todos creyeron que era, tras las diversas analíticas, una grave leucemia gatuna que me obligó a llevarlo cada tarde-noche al veterinario para que lo pincharan y medicaran. Hubo suerte y se ha salido airoso y más dulce que nunca.

Todo ello cuando los dos seis, , 66 años, se me echaban encima.

He tenido durante estas semanas el sustento y el cariño de unos pocos amigos ( menos de los que pensaba, ya que, alguno es un verdadero «neura», como ya me avisaron hace tiempo algunos que lo conocían bien).

Desde personas que visten uniforme diario por cuatro perras, profesores de universidades, hasta el director de la principal agencia española de prensa no gubernamental han estado a mi lado en estos muy duros momentos.

También han aparecido algunos infames que, se ponían en contacto conmigo para pedirme algún favor ( prensa, radio y TV), pues lo otro nada les importaba. Ésos van directamente y de por vida a la lista negra de mi Moleskine. De alguno en concreto no me lo esperaba.

Hoy, domingo 9 de mayo, parece que la luz se ve muy cerca. Sólo queda que este fin de mes me digan cuándo me operan a  mí ( debería ya estar operado), por desgracia en el mismo hospital que a mi mujer. El Sagrat Cor. Ya que, no me han dado opción de cambiar de hospital, tan siquiera de médico ( en algo más de dos años desde la última intervención he conocido SEIS médicos distintos), pues, según esa gente, sólo tienen un ESPECIALISTA en mi tipo de intervención.

Este tipo de periodos  «negros» sirven para saber a quién debes respeto y amistad y quién sólo te quiere para pedirte favores, pasar el rato entre birras frías y, a quién puedes llamar » amigo» o » amistad» y a quién » amigote», «conocido» o » farrero» ( de farra)

Hace años me hubiera dolido. Ahora, cuando a tu edad sólo te falta un 6 para parecer el Anticristo, te sucede lo que al gran político madrileño señor Leguina que, al saber que el impresentable ( para mi) Pedro Sánchez y su corte lo habían dado de baja del PSOE dijo » Me la sudan»

Pues éso, gracias a los que han estado a mi lado, cada uno a su manera, estas semanas, principalmente los primeros días, en que estaba más solo que la una en mi casa , con mil frentes abiertos. Y, a los que me han fallado, tampoco pasa nada. Me la sudan, y, como uno se ducha cada día, ni el sudor corporal queda. Pero recordar que soy famoso, ya no por mi mal carácter, que tampoco es para tanto, sino por mi carácter patológicamente rencoroso.

No dejaré de mencionar a quienes SIEMPRE han estado a mi lado, mis » peludos» Vlad, que me creía que lo perdía por su pérdida total de leucocitois y demás defensas,, y Puma, su hermano.

Como siempre digo en privado o en público,o ante un micrófono en diversas ocasiones, sólo los » peludos» de cuatro patas JAMÁS te fallan, o, al menos a mi NUNCA me han fallado.

 

Con los » peludos» y unos pocos amigos y varias amistades, salgo para adelante y, nada pido ni rindo castillo

 

Feliz domingo

 

Miguel

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa