Con fusil de asalto o con balón, mercenarios son.

Con fusil de asalto o con balón, mercenarios son.

Siempre he defendido que, un jugador de fúbol profesional es un mercenario del balón que, normalmente acude dónde más dinero obtiene.

Recuerdo cuando Luis Figo dejó el Barça ( mi exequipo de fútbol, pues ahora soy apóstata futbolero) para irse con el clásico rival, cuando no enemigo para algunos.

Las reacciones fueron múltiples

Desde un editor mío, que, además era copropietario de un hólding de empresas junto a un exdiputado del PP catalán, que, para promocionar su impresionante cadena de autoescuelas cambió el grito de » guerra» de » No pares Figo, Figo…» por otro que se emitía en las cuñas publicitarias que decía » No pares FINEM; FINEM…» , hasta gente que le deseó lo peor, hasta la muerte 

Yo, por entonces culé acérrimo, comprendí perfectamente al portugués.

Decimos en Cataluña, aunque es extrapolable a cualquier territorio, aquello de » la pela es la pela»

El primer invierno que Figo estuvo con los merengues, coincidimos mi hija , mi esposa y yo con el portugués y varios jugadores del Real Madrid en el aeropuerto de Malllorca.

Estábamos los tres pasando unos días tranquilos en Can Pastilla si no recuerdo mal. Fue una mala experiencia coincidir en el mismo hotel con varios autocares del INSERSO, que, EN AQUEL CASO CONCRETO ( no generalizo, que nadie salte) más que personas mayores y con sentido común parecían » vanderloogs» ( monos alocados vasallos del rey Luis del «Libro de la Selva») pues incluso se robaban las paupérrimas botellas de vino peleón de las mesas y casi se liaban a hostias antes de bailar el » Paquito Chocolatero» y » La Abuela fuma, la abuela bebe..» clásicos.

Figo iba con otro jugador del «realísimo», creo recordar que con un tal Pavón . Se le acercó mi mujer en la escalera automática y, poniendo cara de Atila le soltó» Figo, Visca el Barça..» El portugués simplemente se la quedó mirando y sonrió.

Yo amonesté a mi mujer y,le dije lo que siempre he defendido y defenderé. Son mercenarios del balón y, van dónde mejor se sienten y dónde mejor pagados están.

Mi mujer desde que empezamos a salir ha conocido varios tipos de «mercenarios» ( para mí gusto algunos mucho mejores, pues yo soy mala persona y me como a la gente buena y siempre se los pongo cómo ejemplo)

No seré yo quién critique a Messi, aunque sea argentino ( los que me conocen bien saben mis fobias y mis filias) o Figo, o Koeman o el «humilde» Cristiano Ronaldo  …

No sólo son mercenarios los bien o mal pagados de Blackwater, Triple Canopy, U.R.G o la G.P.4, lo son, PARA MI, todos aquellos que , si es necesario, cambian de » camisa», » uniforme» o » chaqueta», editor o cabecera de prensa (DEP) por dinero.

Somos humanos ( por desgracia) y, muchísimas veces el color del dinero está por encima del color de una bandera o una camiseta deportiva.

Por mí, Messi se puede quedar en el Barça, irse al Madrid, al Poble Sec, al Calasparra ( Murcia) o meterse a monja , cómo la hija de Don Juan Alba, ya que, «trabajan» por parné, » mardito parné» y, por él toman sus decisiones.

Que sí, que no es lo mismo Messi que el mítico Mike Hoare, ni un balón que un M4-A1, pero, la fiidelidad ¿? en muchas ocasiones se compra con dinero.

Yo no he dudado CASI nunca de cambiar de editor si uno pagaba mejor que otro. Por eso no critico a quién hace lo mismo en su trabajo, sea con el balón,con el fusil de asalto o, con el boli y un blog o la máquina de fotografiar

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa