A favor( de momento) de Plácido Domingo y hasta los cojones del » Mi too»

No tengo el placer de conocer al señor Plácido Domingo ni somos amigos. Pero voy a romper una lanza en su favor.

Ya me empieza a provocar cierta orquitis ( inflamación de los testículos o en plan tabernario » incharme las pelotas»  o » tinc el collóns plens » en mi lengua materna, el catalán) la persecución al » hombre» o varón que se está llevando a cabo desde hace un tiempo.

La última » hazaña»  o marrón se la está comiendo Plácido Domingo. Siete mujeres anónimas y una mesosoprano que al parecer no es precisamente mundialmente famosa lo acusan de haberlas » acosado» en su juventud. Hace  varias décadas

Primero. Si fue así ¿ por qué no denunciarlo en su momento?

Segundo: ¿ Por qué ocultarse en el anonimato?

Tercero; ¿Qué entienden por acosar?

El abuso sexual es REPUGNANTE. Soy partidario que, si queda demostrado , capar al violador o al abusador. Físicamente. Sí, ya sé, es muy bestia.

Y conste que yo de » armas blancas» tácticas sé bastante. Un buen tajo de Randall o Ka-Bar o incluso de un Cúdeman, Nieto o Jóker nacionales y se acabó el abusar de las mujeres. ¡¡Soy un borde, ya lo sé!!!

Pero cuidado con las falsas acusaciones tan de moda.

Para machacar a alguien, aunque para su desgracia y según algun@s sea varón, hay que demostrarlo.

Las insinuaciones, bajo mi muy carca visión, no creo que hayan de ser un crimen de lesa humanidad o ser condenado uno a galeras. En todo caso debería ser la cónyuge o compañera del » ligón»  si se entera, quién le diera con la paella en toda la cabeza y una patada en el culo.

Pero la insinuación, el flirteo,  el ligue, pues no sé yo hasta qué punto debe de ser merecedor de público escarnio( siempre y cuando no sea con una menor, que en dicho caso es repugnante y punitivo)

Yo soy un pobre escritor ( y reportero en mis buenos tiempos, y periodista cuando me dejan..y exdirector de cabeceras cuando se terciaba…) de segunda o tercera división. No sé, no doy para más, Ni sé lamer culos o besar pinreles. Y encima soy un ateo de derechas y ecologista convencido!! Más raro que un chupacabras metido a jugador de ajedrez.

En ocasiones me pregunto. ¿ Si yo hubiera sido un personaje muy conocido, un Premio Planeta, un Príncipe de Asturias un …lo que fuera, o director de algún programa de arrasa sillones, qué me hubiera podido pasar?

Reconozco y soy así de mala persona que, desde los quince años, en que dejé el celibato ( siempre fui muy precoz en todo) y hasta hacerme cabeza de familia, no fui San Juan de la Cruz.

Por ejemplo aquellas giris o nacionales, pues en estos temas no fui nunca supremacista ni nacionalista, que me llevaba a las dunas de Torredembarra ( Costa Dorada-Tarragona) para darnos revolcones en las cálidas arenas, y jugar aquello de

—Miguel me pones el termómetro en la axila para ver si tengo fiebre?—

—Ahora mismo Fulanita—

–Miguel, que esto no es precisamente la axila—-

—Tranquila fulanita, que tampoco es el termómetro—

Si llego a ser un personaje público, que no es mi caso ni por asomo, pues soy más célebre por mi mala leche e incontinencia verbal ( antes se llamaba sinceridad) que por mis muchos libros y muchísimos reportajes publicados, siempre hubiera podido salir la giri o la española resentida o » necesitada» del » mardito parné» y soltar a los cuatro vientos o poner en marcha el ventilador ante la mierda y soltar que » La había presionado para darnos el pedazo lote– del que disfrutábamos uno y la otra–. aunque ella se negara con virginales gritos». Cosa que siempre fue MENTIRA.

Me cabrea la falsa denuncia, la infamia,  la injuria,la mentira.

Me fastidia que, actualmente y al contrario de lo que sucedía en tiempos pretéritos ( hablo de mi país, no de otros que viven en la Edad Media debido a su religión misógina y que conozco bien d emis años de reportero) la palabra de una mujer valga más que la de un hombre. Y VICEVERSA.

Creo sinceramente, pues en caso contrario  lo diría, en la IGUALDAD del HOMBRE Y LA MUJER, Y en los mismos derechos del homosexual y la lesbiana o el heterosexual. No en la superioridad de unos u otros

Creo en la IGUALDAD.

Pero esta persecución al hombre que muchos sufren últimamente y que, aunque la Justicia finalmente les dé la razón, su honra queda espastizada de mierda no la soporto.

Ya lo dice el refrán » Difama, que algo queda»

Si existe por suerte la PRESUNCIÓN de INOCENCIA, ésta debe de ser para TOD@S IGUAL.

Que por lo que me huelo y no soy el único, para muchos y muchas, la denuncia de algo sucedido hace décadas y sin pruebas, si es una mujer vale mil veces más que lo que pueda aducir un hombre

Que hable la Justicia, pero que callen las víboras que, por el sólo hecho de hacer daño ¿venganzas? ¿ fobias?  ¡publicidad? pueden joderle la vida a un hombre, con el apoyo de una multitud que sólo busca postureo e ir de » progre guay» y suprafeminista» por la vida

IGUALDAD y JUSTICIA IGUAL Para todos y todas

 

Miguel G. Aracil

El autor

Periodista y escritor, mis pasos me han llevado a moverme por el mundo del misterio y de todo lo que tiene dos explicaciones: la ortodoxa y la heterodoxa